Monja masturbandose con el crucifijo {14}

Esta monja está muy caliente y apesar de su voto de castidad no puede aguantar las ganas de sexo, pide ayuda a un sacerdote y este le dice que rece a Dios, pero aunque ella lo intenta las ganas van en aumento y lo único que tiene a mano es un crucifijo que sirve de consolador, después de masturbarse se arrepiente y pide perdón!