Follando a la zorra de mi vecina {10}

En el edificio en el que vivo tengo una guapa y caliente vecina, siempre que sube al piso a algún amigo escuchó sus tremendos jadeos de placer y eso me excita mucho. El otro día vino a mi piso a pedirme sal pero solo se llevó mi leche entre sus piernas. Por fin pude escuchar de cerca sus gritos escandalosos mientras se corría!