Desgarro anal a la criada {0}

Para trabajar en esta casa hay que ser una mujer muy obediente y estar buena, muy buena porque si al señor se le antoja alguna cosa con sus criadas, ellas no deben ni preguntar el porque, simplemente hacer lo que se les ordena o dejarse llevar. Esta sirvienta rubia ya lleva un par de años trabajando en casa y ya sabe que para ganarse su gran sueldo tiene que dejarse dar por el culo si el jefe así se lo pide ó si la aborda por detrás por sorpresa, aunque para ella no es ningún inconveniente porque disfruta y mucho con esa polla gruesa entrando y saliendo de su culito poco explorado. Pulsa aquí si quieres ver más sexo con chicas de uniforme.